Home

Usar Jaula Para Perros

¿Cuándo debes usar la jaula para perros?

Es muy importante que le enseñes a tu perro a sentirse cómodo en la jaula de viaje. De este modo, podrás educar a tu perro para ir al baño, reducir la ansiedad por separación y prevenir sus conductas destructivas.

La jaula de viajes no debe ser una prisión para el animal, sino que debe tratarse de su madriguera, un lugar donde se sienta a salvo, cómodo y seguro.

La jaula de viajes sirve como casa para tu mascota, para llevarlo al veterinario o bien como casa portátil durante los viajes. Además, el adiestramiento con jaula es uno de los métodos más sencillos y eficaces para enseñarle a tu mascota a no ensuciar tu hogar.

Usar Jaula Para Perros

¿Cómo acostumbrar al perro a la jaula para perros?

Lo primero que deberás hacer es preparar la jaula de viajes para que su puerta permanezca abierta todo el tiempo. Existen algunos modelos que permiten retirar la puerta. Si la jaula que posees no te brinda esta oportunidad, amarra la puerta a otra parte de la jaula para que la misma no pueda cerrarse.

Una vez que hayas dejado la puerta abierta, coloca dentro de la misma algunos juguetes de tu mascota y a lo largo del día deja algunos trozos de comida dentro de la misma. De este modo lograrás que tu mascota se sienta feliz al descubrir los pequeños tesoros que se encuentran dentro de la jaula.

Si observas que tu perro se acerca o entra en la jaula, acarícialo y juega con él. También puedes darle alguna golosina para mascotas como recompensa.

Es muy importante que siempre dejes la jaula con la puerta abierta con una manta adentro, de este modo, el animal podrá entrar a descansar y salir cuando lo desee.

Si el perro le tiene miedo a la jaula, tenle paciencia y no lo obligues a entrar a la misma pues de este modo sólo aumentarás su temor.

En el caso de que el perro no quiera entrar en la jaula, un excelente recurso es alimentarlo frente a la misma. Sólo debes poner su plato frente a la jaula y; progresivamente, debes ir moviendo su plato de comida hasta que el mismo se encuentre en el interior de la jaula.

Este proceso puede llevar algunos días y dependerá del temperamento de tu mascota. Generalmente la mayoría de los perros se acostumbra a entrar a la jaula con gran rapidez.

Una vez que tu mascota se sienta cómoda dentro de la jaula podrás comenzar a manipular la puerta de la misma. Para esto, cuando tu perro se encuentre dentro de la jaula, mueve un poco su puerta pero no la cierres. Si al hacer esto el perro permanece dentro de la jaula, dale un trocito de comida como recompensa.

Cuando tu perro se sienta cómodo en la jaula y te permita mover su puerta, puedes comenzar a cerrarla por breves instantes. Espera siempre medio segundo antes de abrirla y cuando el perro se sienta cómodo, demora progresivamente el tiempo de apertura de la puerta hasta que logres que tu perro se mantenga tranquilo por unos 10 segundos con la puerta cerrada.

Aumenta gradualmente el tiempo que el perro permanece en la jaula pero jamás lo dejes encerrado cuando te vas.

Cuando tu mascota pase tiempo en la jaula sin que tú estés, éste será el momento indicado para que lo dejes encerrado y te marches.

Recuerda que nunca debes dejar a un animal encerrado mientras está sólo por mucho tiempo.

 

Category: Entrenamiento

Pin It on Pinterest

Share This