Home

Reprendiendo a un perro

Para asegurarnos de tener una relación saludable, tanto las personas como las mascotas deben respetar ciertas pautas de convivencia.
Para evitar comportamientos inadecuados o cualquier tipo de conflicto en la relación con tu mascota, las pautas mínimas de convivencia deben comenzar desde el mismo momento en el que la mascota llega a nuestro hogar, ya sea que se trate de un cachorro o de una mascota adulta.

En la educación de nuestro perro no debemos dejar de utilizar la técnica de recompensas y castigos, ya que si bien suena cruel, son los castigos los que nos ayudarán a educar a nuestro perro.

Reprendiendo a un perro¿Cómo debemos reprender a nuestra mascota?

Los perros, fundamentalmente cuando son cachorros, tienden a destruir cuanto objeto tienen a su alcance, zapatos, calcetines, objetos decorativos, etc.
Es fundamental que aprendamos el modo correcto de corregir este comportamiento y por esta razón debes entender que de nada sirven los gritos y los golpes. Los perros entienden básicamente el lenguaje corporal asociado a palabras básicas. Por esta razón, de nada servirán amenazas verbales, injurias y mucho menos aún la violencia.

1. Los golpes:
Si por algún motivo necesitas llamar la atención de tu perro y decides pegarle, jamás pero JAMÁS lo hagas con la mano. Esto se debe a que el perro no sabrá discriminar el momento en el que te acercas para castigarlo o acariciarlo y; ante esta situación, podría reaccionar mal ante una caricia.
La mejor opción siempre, si decides castigar a tu perro físicamente, consiste en utilizar un objeto como por ejemplo una revista o papel de diario enrollado. Estos objetos asustan por el ruido pero no hacen daño.

2. Los retos
Recuerda que si debes reprender a tu perro por alguna conducta inapropiada, debes hacerlo en el momento en el que realiza esta conducta y no debes retarlo por hechos ocurridos con anterioridad. Un ejemplo muy claro sería el caso de que llegues a tu casa y te encuentres con que el perro ha destrozado algún objeto. Ya es tarde para castigarlo y si lo haces, el perro no comprenderá qué es lo que ha hecho. Así que recuerda, siempre que llames su atención, deberás hacerlo en el momento en el que se encuentra efectuando la “travesura”.

4. Las órdenes
Para reprender o educar a tu perro debes utilizar el lenguaje corporal acompañado de palabras cortas que deben efectuarse con un tono de voz firme y claro. Nunca debes darle órdenes contradictorias ya que de este modo sólo lograrás confundirlo.
Recuerda que no es lo mismo adiestrar a una mascota que enseñarle a vivir en armonía. El adiestramiento incluye el aprendizaje de acciones más complejas como responder a órdenes de ataque o ciertas tareas específicas.
Lo importante es que seas capaz de hacerle comprender a tu mascota cuáles son aquellos comportamientos que no debe realizar y recuerda que para reprenderlo, debes sorprenderlo en el momento en el que el perro está realizando la conducta indebida, evita pegarle y maltratarlo, sólo limítate a corregirlo.

Category: Entrenamiento

Pin It on Pinterest

Share This