Home

Pelea de perros. Qué hacer

Si bien no suceden con mucha frecuencia, las peleas entre perros son una realidad. Lo más importante en estos casos es que los dueños traten de evitarlas, también es muy común echarle la culpa al otro perro, sin embargo, es muy probable que sea nuestra mascota la responsable del comienzo de la pelea.

Pelea de perros. Qué hacer

Existen distintos tipos de pelea entre perros, algunas se deben a jerarquía y otras a territorialidad y motivos sexuales.

Se puede poner fin a las peleas territoriales sólo con expulsar al invasor. Por ejemplo, si se trata del caso en el que nuestro perro ha entrado en el jardín de un vecino, el perro del mismo puede expulsarlo de su territorio.

Las peleas por motivos sexuales suelen producirse cuando alguna hembra se encuentra en celo y los machos compiten para ganarse a la hembra.
Generalmente las peleas por motivos sexuales o por jerarquía suelen producirse en un lugar donde conviven dos o más perros y tienen como objetivo determinar el lugar que ocupa cada uno dentro de la manada.

Este tipo de peleas pueden resultar sumamente peligrosas cuando se trata de perros del mismo sexo, sin embargo, esto no significa que una hembra y un macho jamás pelearán.

El trabajo del dueño consiste en aprender a detectar el momento en el que su perro está por comenzar una pelea y detener esta reacción rápidamente, ya que cuanto más avance el perro en su objetivo, se encontrará más excitado y será aún más difícil dominar la situación.

Evita excitarte y gritar, cuando el perro se encuentra en este estado de pelea es incapaz de escuchar y reconocer nuestras palabras.

Otra acción que debes evitar es ponerte en medio de la pelea o intentar tomar a tu perro del collar ya que la sensación que tiene el perro en este momento es que está intentando salvar su vida, en este momento es incapaz de reconocernos e incluso puede llegar a atacarnos.

También debes evitar tomar a tu perro en brazos, ya que correrías el riesgo de que el otro perro te salte encima para atacarlo, por lo que no sólo podría morder a tu perro, sino que podría morderte a tí.

Otro gran error que suelen cometer muchos dueños es tirar de la correa del perro para evitar que el mismo se enfrente a otro animal. Esta reacción no es recomendable ya que cuanto más tiramos de su collar, más lo excitamos para la pelea.

¿Qué debemos hacer entonces en caso de pelea?

En éstos casos lo útil consiste en disciplinar al perro ante cualquier intento agresivo. De este modo, el otro perro verá que la situación se encuentra controlada, por lo que se calmará. No permitas que tu perro ladre a los perros de los vecinos a través de portones o rejas, ya que en algún momento ambos podrían encontrarse y se produciría una pelea.

Finalmente, cuando pasees a tu perro, es importante que el mismo esté atento sólo a ti. Ante cualquier distracción debes corregirlo dando un tirón de la correa hacia un costado y no hacia atrás, luego aflójala. Si con esta corrección el perro no responde, detén tu paso, haz que se siente y continúa tu camino una vez que el perro se haya calmado.

Si esta corrección demora mucho tiempo, no debes impacientarte, lo importante es que el perro comprenda que sólo podrá pasear contigo cuando se mantenga en un estado relajado y tranquilo.

Category: Entrenamiento

Pin It on Pinterest

Share This